fbpx

Los alumnos de Educación Infantil aprenden y se divierten con la mesa de luz

Los alumnos de Educación Infantil aprenden y se divierten con la mesa de luz

La utilización de la mesa de luz en las aulas de Educación Infantil, es ya en el colegio Mater Dei Castellón una herramienta muy valiosa, dado que con ella se potencian diferentes capacidades en los niños de edades comprendidas de los 3 a los 5 años.

El desarrollo, cognitivo y afectivo de los niños en Educación Infantil, es una de las bases fundamentales que centran los pilares pedagógicos en nuestro colegio. Por esta razón es significativo el uso de la mesa de luz, como una herramienta importante que conjuga el descubrimiento, con la diversión, la magia y la concentración. Es una experiencia muy atractiva para los niños, que les permite aprender disfrutando.

Con la mesa de luz, también estimulamos de una forma consciente la parte sensorial visual de los niños, de modo que son capaces de detectar colores más vibrantes e intensos, siluetas, formas y texturas.

 

Fomentamos la curiosidad

 

En el colegio Mater Dei Castellón entendemos que la clave es que nuestros alumnos aprendan a aprender ¿Qué significa esto? que les motivamos y les animamos fomentando la curiosidad, la premisa más indispensable para que aparezca el aprendizaje.

La mesa de luz, en este sentido es el elemento perfecto para dar lugar a esa situación de investigación y experimentación sensorial por parte de nuestros alumnos más pequeños.

La luz les fascina, pero también les ayuda a concentrarse, deteniéndose en mayor medida en los objetos que hay sobre la superficie iluminada. Letras translúcidas, arena para ayudar a escribir con los dedos, ver y tocar la textura de una hoja y sus diferentes ramificaciones internas… En definitiva se trata de aprender de un modo entretenido y bien estructurado.

 

Creatividad e imaginación

 

Si la curiosidad es la puerta de entrada hacia el aprendizaje, la creatividad y la imaginación son dos piezas destacadas en este proceso. En la educación tenemos muy presente que nuestra tarea es ofrecer las herramientas a nuestros alumnos, para que sean ellos mismos quienes determinen el desarrollo de su propio aprendizaje. Esto se traduce en que la creatividad y la imaginación, que se despiertan gracias a la mesa de luz, permiten el juego libre del niño, y que cada uno de nuestros alumnos potencie su faceta más imaginativa a su ritmo.

Como podéis ver, la mesa de luz potencia la creatividad e imaginación.